La Ceiba, en Coiba, será el santuario de la ciencia

REDACCIÓN PLANETA
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
El sitio ofrece diferentes ecosistemas marinos y terrestres que facilitan a los científicos el desarrollo de investigaciones. Es, además, el área que menor impacto ecológico puede sufrir con una construcción 
2011-02-10 — 12:00:00 AM — PANAMÁ. Isla Coiba, entre los distritos de Montijo y Soná, en Veraguas,
pasó de ser una isla penal en el 2004 a ser parte del Patrimonio Mundial de la Humanidad en el año 2005.  Su extensa y variada riqueza natural le otorgó los méritos para que la UNESCO le diera esta distinción. Es precisamente este mismo componente la clave para convertirla en un santuario de la ciencia.

Y no es para menos. En la isla hay especies de flora y fauna de mar y tierra únicas en el mundo, lo que despierta el interés de científicos nacionales y extranjeros por estudiarlas, explicó Milagro Mainieri, de la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología (Senacyt).

Para impulsar el desarrollo de la ciencia en Panamá, se construirá en 500 metros en La Ceiba, en Coiba, una estación científica cuyos costos oscilan entre los $3 y $4 millones de dólares.

LA SEDE

La Ceiba se convertirá en la ‘sede de la ciencia’ en dos años más (2014), cuando posiblemente esté construido el centro de investigación, dijo la funcionaria de Senacyt. Esta zona en Coiba ofrece las condiciones para que los científicos puedan acceder a distintos ecosistemas marinos y terrestres, lo que permite tener los objetos de investigación cercanos a un laboratorio. Tiene acceso a agua dulce, arrecifes coralinos, playas arenosas, zonas rocosas entre mareas, planicie de lodo, manglares y un bosque maduro. Además, es el área de la isla que menos impacto ecológico puede sufrir con una construcción.

OTROS BENEFICIOS

Como un valor adicional, existe la oportunidad de construir en su parte más alta un observatorio de aves que permita estudiar los anim ales.

Rubén Berrocal, secretario de Ciencia, Tecnología e Innovación, manifestó que ‘La Ceiba representa un lugar ideal desde el punto de vista científico, ya que el acceso a diversos ecosistemas representa una ventaja para la realización de investigaciones’.

En un principio, playa Machete era la opción para construir el centro de investigación. Sin embargo, por su alta cobertura de coral vivo y su bosque secundario maduro, fue descartada. El precio ecológico de la construcción de un muelle y un centro de investigación en la playa podría ser muy alto, mientras que en La Ceiba el área está parcialmente intervenida, dice un comunicado de Senacyt.

El propósito de la construcción es realizar investigaciones en distintos campos, tales como levantar información de la biodiversidad de las áreas protegidas, uso y conservación de especies de interés biomédico, estudios poblacionales de especies emblemáticas, endémicas o de interés biomédico, así como el uso sostenible de la biodiversidad de su valioso patrimonio genético y ecológico.

SENACYT20FINAL-logo-012